Av. de Adolfo Suárez, 2, 28660 Boadilla del Monte, Madrid

info@imbocadental.es

Av. de Adolfo Suárez, 2, 28660 Boadilla del Monte, Madrid

¿Qué es la ortodoncia interceptiva? El método para corregir maloclusión infantil

Niño pequeño con ortodoncia interceptiva

La ortodoncia interceptiva es aquella que va encaminada a solucionar problemas de maloclusión infantil, cuando el crecimiento de los niños aún no ha terminado.

En casi todos los ámbitos de la salud resulta más beneficioso tratar a tiempo una enfermedad, y en el caso de los dientes supone un procedimiento más simple.

Esta ortodoncia, además, previene problemas en la adultez. Por este motivo, este tratamiento se encarga de corregir la mordida cuando el niño aún se encuentra en crecimiento.

Te interesa: “Por qué y de qué forma tratar la mordida abierta: la opinión de un odontólogo”

Tal y como verás a continuación, el uso de la ortodoncia interceptiva durante la niñez supone grandes y numerosos beneficios para la salud, la funcionalidad y la estética de la boca.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es un tipo de ortodoncia para niños, por lo que no se puede colocar en personas adultas cuyo desarrollo mandibular ya ha terminado.

El objetivo de este tratamiento es guiar el crecimiento y/o corregir el desarrollo de las estructuras óseas de los niños, es decir, de los huesos: maxilar y mandíbula.

Con otras palabras, lo que pretende la ortodoncia interceptiva es controlar y equilibrar tanto la posición como el tamaño de los huesos que forman la dentadura.

Causas por las que es necesario llevar ortodoncia interceptiva

Las razones por las que es necesario que un niño tenga que llevar ortodoncia interceptiva son las siguientes:

  1. Origen esquelético (de los huesos): se da por el crecimiento anormal de las bases óseas que pueden provocar paladar estrecho, mordida cruzada o dientes superiores que, al morder, se quedan por detrás de los inferiores.
  2. Origen funcional: se debe a hábitos dentales malos durante la niñez como chuparse el dedo, la respiración oral o el uso prolongado del chupete.
  3. Origen hereditario: en esta ocasión, el tratamiento puede ser más complejo que si fuesen alteraciones provocadas.

¿Con qué edad se puede someter un niño a la ortodoncia interceptiva?

En general, este tratamiento de ortodoncia se coloca en niños de entre seis y once años. Dicho período de edad no es casualidad, sino que responde a una época en la que los huesos de la boca todavía se están formando y son, por ello, “moldeables”.

Y no solo eso, sino que este rango se conoce con el nombre de dentición mixta, etapa en la que los dientes de leche conviven con los definitivos.

Finalidad de la ortodoncia interceptiva

La finalidad esencial de este tratamiento es la de obtener que los huesos tengan una posición y un tamaño adecuados. De esta forma, se mejorará la salud, la funcionalidad, la estética dental y la apariencia facial. Dado que durante la niñez los huesos aún se encuentran en fase de crecimiento, se puede intervenir en ellos.

El beneficio principal de esto, por tanto, es la prevención de complicaciones y anomalías en el futuro, cuando la persona ya es adulta y sus huesos maxilares se han desarrollado por completo.

Duración de los tratamientos de ortodoncia interceptiva

El tiempo de duración de un tratamiento de ortodoncia interceptiva varía en función del caso, es decir, de la naturaleza de la maloclusión. Pero, generalmente, podemos decir que este tipo de tratamiento se alarga entre 6 y 18 meses.

Es importante destacar que si el aparato es removible, es esencial que el paciente lo lleve puesto el número de horas indicado por el ortodoncista. Si está menos tiempo con él, el tratamiento se retrasará y no obtendrá los resultados esperados en el plazo previsto.

Tras la ortodoncia interceptiva, ¿será necesario otro tratamiento dental?

En la mayoría de los casos, tras llevar la ortodoncia interceptiva, es necesario la colocación de la llamada ortodoncia correctiva.

Este tipo de tratamiento se coloca a partir de los 12 años, cuando ya no hay dientes de leche y todas las piezas dentales son definitivas. 

En resumen, la ortodoncia correctiva se usa después de la ortodoncia interceptiva y se encarga de colocar los dientes, una vez que los huesos tienen la posición y el tamaño correctos.

Ahora bien, dentro de este tipo de tratamientos, los más importantes son:

1.   Brackets metálicos

Este tipo de tratamiento es de los más usados entre los adolescentes, puesto que son los más baratos y lo que se han utilizado tradicionalmente.

Además, este tipo de pacientes no suelen tener unos requerimientos estéticos altos, puesto que es normal llevar ortodoncia a su edad.

2.   Brackets de zafiro

Los brackets de cristal de zafiro son muy estéticos debido a que son transparentes y se mimetizan con el color del esmalte de la pieza dental.

3.   Brackets linguales

Este tipo de ortodoncia es 100% invisible, puesto que los brackets van colocados en la cara interna de la pieza dental.

Esta técnica es la favorita por las personas que no quieren que nadie sepa que llevan aparato dental.

No se suele usar mucho en adolescentes, debido a que es la más cara de todas las ortodoncias correctivas.

4.   Invisalign

También es un tratamiento de ortodoncia muy estético y ofrece muchas comodidades al paciente por ser de quita y pon. Se trata de una ortodoncia que no necesita brackets.

Escoger un tipo de ortodoncia u otra depende solamente de los requerimientos del paciente en cuanto a precio y estética. Y es que todos los aparatos dentales logran corregir las maloclusiones y los problemas de alineación.

Lectura recomendada:

Ventajas de la ortodoncia interceptiva

Los beneficios de someterse a este tratamiento en la niñez son los siguientes:

  • Mejora del funcionamiento de la articulación temporomandibular.
  • Coordina la posición y el tamaño de los maxilares con la estimulación o el frenado de su crecimiento.
  • Evita enfermedades periodontales que afectan a las encías y a los huesos de soporte dental.
  • Equilibra las fuerzas de la masticación para que resulte más eficaz.
  • Mejora la estética facial y la salud bucal.
  • Protege los dientes de todo tipo de desgastes.

¿Dudas de si el desarrollo bucal de tus hijos es el adecuado? Si todavía no los ha revisado un ortodoncista, te aconsejamos que pidas cita en nuestra clínica y analicemos sus casos.

Si tienes cualquier cuestión sin resolver, desde Imboca, te ayudamos encantados. No esperes más y llámanos.

Entradas relacionadas

Las 4 ventajas de que tu dentista tenga escáner 3D para tus tratamientos

Las 4 ventajas de que tu dentista tenga escáner 3D para tus tratamientos

El cuidado de la salud bucal de los pacientes exige a los profesionales dentales usar tecnología de vanguardia para ofrecer…
Dolor y molestias tras una extracción dental: ¿qué remedios hay?

Dolor y molestias tras una extracción dental: ¿qué remedios hay?

Someterse a una extracción dental, aunque puede asustar un poco, es algo muy normal y las razones pueden ser varias:…
Cuidado de los dientes en adultos mayores: 8 formas de mantener una sonrisa saludable

Cuidado de los dientes en adultos mayores: 8 formas de mantener una sonrisa saludable

A medida que nos hacemos mayores, el cuidado de los dientes se vuelve aún más importante. En la tercera edad,…